350558

El segundo debate

Recientemente estuve en uno de los extraordinarios hoteles en Zihuatanejo, debido a que mi equipo y yo fuimos de negocios a ese lugar de la república, para ver la posibilidad de extraer fuentes de energía de una manera verde, es decir, sin daño al medio ambiente. El día de ayer fue domingo y no hubo mucho que hacer, además de que el clima no fue el óptimo, por lo que descansé un poco de mis compañeros de trabajo y me quedé en mi habitación todo el día leyendo, comiendo y esperando con un poco de emoción el segundo debate entre Donald Trump y Hillary Clinton, un debate que muchos sentían saber el resultado desde antes de que comenzara. Donald Trump tenía todo en contra en este segundo debate, en primer lugar  por la infame manera en que perdió su primer debate y en segundo por el video que sacaron a la luz la semana pasada, sobre Donald Trump hablando mal de las mujeres hace 11 años. Muchas personas, incluyendo a miembros del partido republicano, aconsejaron a su colega a que no se presentara en el debate y que enviara a su candidato hacia la vicepresidencia para que le pueda hacer un mejor frente a Hillary Clinton, quien es un verdadero lobo de mar en la vida política. No obstante, Donald Trump es un candidato agresivo y alguien que está acostumbrado a pelear en las situaciones más adversas, algo que ha demostrado en varias ocasiones con acciones como lo fue a principios de los años 90, cuando perdió toda su fortuna y tenía una deuda con varios bancos que montaban una cantidad de 9 billones de dólares, algo que suena normal para quien no lo vive; sin embargo, es una verdadera tragedia para aquellos a quienes le pasa. En uno de sus libros Trump describe algo de su pensar en esos días: “Estaba caminando por la calle después de haber tenido una llamada con el banco, cuando de pronto vi a un vagabundo y pensé –Aquel hombre vale 9 billones de veces más que yo”. Menos de una década después, no solo pagó su adeudo de 9 billones con los bancos, sino que rehízo su fortuna y volvió a ser no solo millonario, sino billonario. Es por esto que Hillary nunca debió de  subestimar a su oponente y colega. Durante el debate, Donald Trump fue atacado los primeros 20 minutos con el tema del video, algo que hubiera destruido a la mayoría; sin embargo, el candidato republicano subió bien la guardia y sobrevivió esos primeros rounds para después atacar con fuerza a Hillary donde más  le duele, el tema de los 33 mil correos que borró. A diferencia del debate previo, esta vez la señora Clinton no se supo defender adecuadamente, debido a que su oponente, a diferencia del primer debate, atacó fuertemente en su punto débil, como un perro de pelea soltando mordidas a una herida fresca de su oponente. A mi parecer, pese a todas las expectativas, Donald Trump ganó el segundo debate a la presidencia, ya que se preparó y cambió sus tácticas, a diferencia de su oponente, quien creyó poder ganar con sus mismas tácticas.

desarrollo-sustentable

¿Qué se puede hacer por el medio ambiente?

Actualmente, toda nación debe o debería contemplar dentro de sus programas políticos, económicos y sociales los proyectos de desarrollo sustentable. Las acciones para cuidar el medio ambiente ya no pueden considerarse como una tendencia de moda o una iniciativa de buena voluntad; son algo que debe planearse e implementarse, tanto en beneficio de los seres humanos como del planeta que es el hogar de millones de especies. Las acciones vinculadas al desarrollo sustentable deben coordinarse desde el ámbito gubernamental, pues en la mayoría de los casos requieren el decreto de leyes, la asignación de presupuestos especiales y la obtención de recursos científicos y tecnológicos. Sin embargo, es un error de parte de la ciudadanía el pensar que todo está en manos de los gobernantes y que las acciones individuales no son relevantes para generar un cambio. Un caso ejemplar para mostrar que los gobiernos y los ciudadanos deben actuar en coordinación, si se espera que las políticas ambientales tengan efecto, es el de la recolección de basura. En cada hogar debe existir el hábito de separar los desechos y llevarlos al camión recolector o a los contenedores instalados para tal fin; pero si las administraciones de cada ciudad no habilitan la infraestructura necesaria para el reciclaje (contenedores para separar los desechos según su tipo), el esfuerzo de las familias no servirá de mucho. A su vez, si se instalan los contenedores o se envían distintos tipos de camiones para recoger por separado el plástico, el vidrio, el papel o los desechos orgánicos, pero las personas no hacen la separación, tampoco se llegará muy lejos. Hay otros hábitos y prácticas que pueden adoptar los individuos para contribuir al cuidado ambiental. A continuación mencionamos algunos. Reducir o evitar el uso del automóvil A muchas personas les parecería imposible pasar un día sin auto, especialmente si habitan en una ciudad como la nuestra, donde el sistema de transporte público está muy lejos de ser siquiera funcional. No obstante, si nos esforzamos un poco, descubriremos que dejar el auto es posible y tiene beneficios, como mejorar la condición física y ahorrar en gasolina y estacionamientos. Si debido a las distancias es realmente complicado prescindir de un vehículo, se pueden tomar medidas como compartir el viaje con vecinos o compañeros de trabajo; caminar cuando se trate de distancias cortas, o cambiar el auto por medios de transporte menos contaminantes, como la bicicleta. Evitar el uso del plástico Varios países han tomado la medida de prohibir el uso de bolsas, botellas y empaques de plástico, debido a que se generan abundantes desechos de un material que es muy difícil de reciclar. Esperemos que pronto se implemente una normatividad así en México, pero mientras esto sucede, nosotros podemos hacer todo lo posible para dejar de usar plásticos. Llevar bolsas de tela al supermercado, un termo para comprar el café, o para el agua, y recipientes para guardar nuestra comida son hábitos sencillos de adoptar y que realmente pueden hacer un cambio, al reducir la producción de desechos. Educar a las nuevas generaciones Fenómenos como el calentamiento atmosférico y sus consecuencias deben estudiarse en las escuelas; no con un sentido alarmista, sino para que niños y jóvenes sean conscientes del problema y entiendan la importancia de solucionarlo. Los hábitos que favorecen el cuidado ambiental serán más fáciles de desarrollar si se adquieren desde temprana edad y si se comprende la importancia de aplicarlos.

03_24_iraq_b

Durmiendo en sus laureles

Al estar viajando en un avión de VivaAerobus, estaba leyendo un periódico norteamericano donde se ha desatado al fin una actitud de indignación ante sus colegas europeos, por su ineptitud ante sus estrategias en la materia de política exterior. Los grandes poderes occidentales han dormido en sus laureles desde su victoria en 1991, cuando derrotaron por primera vez a los ejércitos de Saddam Husein, tras haber invadido Kuwait de una manera deliberada con el objetivo de tomar sus campos petroleros para remediar la crisis económica que se vivía en Irak. Sin embargo, aquel enemigo, aunque pretendía ser muy fuerte y cruel, resultó ser un enemigo novato quien no tenía idea de cómo hacer la guerra de una manera exitosa, aunque había estado durante toda la década de los años setenta en una guerra muy violenta con Irán, donde murieron una enorme cantidad de soldados en ambas partes. Aunque la conducción de dicha guerra fue suprema e impecable por parte de los  aliados occidentales comandados por el general Schwarzkopf , la realidad es que el enemigo fue una verdadera quermés, quienes al entrar en combates serios tras comenzar las ofensivas terrestres se rendían en enormes números y sus ejércitos parecían gallineros en vez de una fuerza de combatientes profesionales como profesaban serlo. La segunda guerra de Irak ha resultado ser un poco más complicada, debido a que el objetivo principal es muy distinto que aquel que se tenía en 1991. El objetivo de la primera guerra de Irak era el expulsar a Saddam Husein y a sus tropas de Kuwait, mientras que el objetivo de la segunda guerra contra el mismo enemigo fue liberar a Irak de su tiránico e incompetente mandatario, quien se escabulló como una rata en el desierto, hasta que fue capturado, juzgado y colgado. Estas operaciones militares fueron principalmente conducidas por los Estados Unidos y Gran Bretaña, con la ayuda de todas las tropas pertenecientes a la OTAN cuya labor, con excepción de los franceses, fue minúscula. Sin embargo, muchos países de la OTAN, cuya participación fue minúscula, se adjudicaron esta victoria y se pusieron  sus laureles pensando de sí mismos como grandes fuerzas militares, cuando en realidad no son nadie sin la ayuda de Estados Unidos, Reino Unido y Francia. El día de hoy, al observar los ejercicios militares de la OTAN nos podemos dar cuenta que son una pálida sombra de aquellos conducidos por China y Rusia, quienes verdaderamente se han dedicado en carne, hueso y alma en hacer de sus fuerzas militares fuerzas verdaderamente peligrosas, posiblemente capaces de derrotar a los norteamericanos en una confrontación seria. Esto significa que si los rusos y los chinos pueden llegar a derrotar a los Estados Unidos, son capases de aplastar a Europa como un gigante a una hormiga en un transcurso no mayor de 60 horas, algo que es verdaderamente alarmante y algo que los ciudadanos del oeste no están enterados. Esto es debido, en gran medida, a la poca habilidad de desplazamiento rápido de tropas fuertes de la OTAN para defender a los miembros más débiles, mientras que los rusos y chinos pueden desplazar a destacamentos de 160 mil hombres a largas distancias en menos de 24 horas. En la guerra el tiempo es todo y la Europa no lo tiene de su lado por haber dormido en sus laureles por tanto tiempo.

mafalda-paz

Felicidades a mi pacifista favorita

Es curiosa, perspicaz y no se conforma con respuestas sencillas; ama la música de los Beatles, pero detesta la sopa; celebra la llegada de la primavera y cree que la paz es posible, aunque también advierte que “los buenos empezamos a cansarnos”; y pese a que hoy cumple 52 años, conserva el candor de la niñez. Por supuesto, me refiero a Mafalda, una niña que no sólo cautivó a la Argentina de los años 60, con sus nobles ideales políticos y su habilidad para poner de cabeza el mundo de los adultos, sino que ha llegado al corazón y puesto a reflexionar a lectores de todo el mundo. Sus tiras cómicas se han traducido a más de treinta idiomas y su espíritu rebelde y libertario trascendió la época de la que fue emblema y ha representado los ideales de distintos grupos y generaciones. El personaje más célebre y entrañable del caricaturista Joaquín Lavado, “Quino”, apareció por primera vez en una tira cómica, el 29 de septiembre de 1964, en la revista Primera plana. Originalmente, los personajes de la niña y su familia se crearon con fines publicitarios, para promover una marca de electrodomésticos; pero cuando al fin se dio la oportunidad de que Quino publicara su historieta, el director de la revista prefirió desvincularla de los anteriores propósitos y dejar que el autor contara su historia. Con el tiempo y como todos los fanáticos sabemos, se integraron más personajes a la trama. El pequeño y adorable Miguelito, el angustiado Felipe, la maternal Susanita, Manolito, el laborioso hijo de un tendero español, y Libertad, una niña tan bien informada y con un pensamiento crítico tan desarrollado, que podría ser el sueño de activistas y educadores para la paz, como William Soto Santiago. Después de Primera Plana, Quino publicó las tiras de Mafalda y sus amigos en publicaciones como El Mundo y Siete Días Ilustrados. El 25 de junio de 1973, el autor publicó su última tira pues, según declaró, se le habían agotado las ideas. Sin embargo, estos precoces niños, representantes de distintas personalidades y facetas de la naturaleza humana, ya eran parte del imaginario público y las historias continuaron editándose en diversos formatos, hasta llegar al digital. Los reconocimientos al creador de Mafalda no se han hecho esperar. Uno de los más destacados ha sido el Premio Príncipe de Asturias, otorgado a Quino por el rey Felipe VI el 25 de octubre de 2014, en el marco del 50 aniversario de la historieta. Por su parte, la pequeña y sus amigos también han sido objeto de distintos homenajes, como los que se les rinden mediante las esculturas que hay en la esquina de las calles Defensa y Chile, en Buenos Aires, o la que se encuentra en un parque de la ciudad de Oviedo, España. También hay que mencionar la infinidad de productos con la imagen de Mafalda y su familia, que han circulado por todo el mundo (ropa, tazas, libretas, figurines y más) que los seguidores de la historieta coleccionamos con pasión, a pesar de las implicaciones capitalistas. Para mí, como probablemente para muchas personas, Mafalda representa una iniciación en la lectura crítica y en la idea de que la política no se reduce a lo que sea que hagan esas encumbradas figuras en la presidencia, las diputaciones y el senado. Por ello, en este día digo gracias y felicidades a mi pacifista favorita.